Opinión

Exceso de empatía

EL PAÍSmardi 3 décembre 2019
Restez informés en suivant LireLactu sur
La epidemia que sufren las democracias occidentales no es el populismo, el radicalismo o el separatismo. Estos son los síntomas locales de una quiebra global subyacente: el creciente partidismo. Los ciudadanos nos dividimos cada vez más en función de nuestro partido (Demócrata o Republicano en EE UU) o bando (izquierdas y derechas en España, separatistas y constitucionalistas en Cataluña).
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur