Internacional

Morir por el libre mercado

EL PAÍSjeudi 26 mars 2020
Restez informés en suivant LireLactu sur
Este virus que va a transformar el mundo tiene raíces medievales. No hay epidemia sin terrores apocalípticos, signos extraños en el cielo y oscuras conspiraciones. Siendo un castigo de los dioses, también necesita culpables, o al menos chivos expiatorios sobre los que volcar la culpa, unos mecanismos ancestrales que Donald Trump sabe muy bien cómo funcionan.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur