Opinión

Arde Moria

EL PAÍSJESÚS MARTÍNEZ RUIZ MADRID
Restez informés en suivant LireLactu sur
Campo de refugiados de Moria, en Lesbos. Una mujer grita de pura desesperación mientras sus hijos lloran aterrados: uno se tapa los oídos, otro se tapa los ojos y la niña, de no más de tres años, llora apretando el puño con rabia. Qué dolor, qué impotencia.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur