Opinión

y BERTIE AHERN

EL PAÍSlundi 15 avril 2019
Restez informés en suivant LireLactu sur
Hace 21 años que firmamos el Acuerdo de Viernes Santo, junto con dirigentes y activistas de los dos países que gobernábamos, que tanto se habían esforzado para alcanzar la paz. Fue un momento trascendental. Pero aquel histórico 10 de abril de 1998 no fue solo el fin de un proceso, sino el comienzo de otro.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur