Cultura

Furia y fuego

EL PAÍSJORDI COSTA
Restez informés en suivant LireLactu sur
La imagen de un Nicolas Cage con el rostro ensangrentado, conduciendo enloquecido su coche por una carretera flanqueada por bosques color carmesí, resume el espíritu de esta pesadilla inflamada de perturbadora belleza. Un trabajo que consolida a Panos Cosmatos, hijo del director de Rambo: Acorralado-Parte II (1985), como uno de los más sofisticados formalistas del moderno cine fantástico.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur