Opinión

La buena y la mala mar

EL PAÍSmercredi 15 septembre 2021
Restez informés en suivant LireLactu sur
En 2007, cuando volvíamos los amigos de siempre de nuestra primera despedida de soltero, uno de ellos -uno de los grandes, uno de nuestros mejores hombres, una boina verde- se bajó del grupo. Estaba especialmente taciturno en el aeropuerto, y en la cola de embarque le pregunté si le pasaba algo.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur