España

La condena de Trapero en la confesión final

EL PAÍSPABLO ORDAZ
Restez informés en suivant LireLactu sur
Esa voz profunda y un poco rota por las esquinas, ese porte de tipo duro sin exagerar, esa manera de declarar sin irse por las ramas, esa forma de decir sí, su señoría, o no, su señoría, aunque su señoría sea el fiscal que lo quiere mandar al infierno una temporada.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur