Internacional

A la caza del último nazi

EL PAÍSAMANDA MARS
Restez informés en suivant LireLactu sur
Friedrich Karl Berger llegó a Estados Unidos en 1959 como uno más de esos millones de inmigrantes europeos que por entonces se buscaron la vida en este rico trozo de mundo. Al acabar la Segunda Guerra Mundial recaló primero en Canadá, procedente de Alemania, pero luego se estableció en Oak Ridge, una pequeña ciudad de Tennessee.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur