CULTURA

La zona de adormecimiento

La VanguardiaGonzalo Torné
Restez informés en suivant LireLactu sur
Recurro a mi propia experiencia que es lo que tengo más a mano. Hasta bien entrada la segunda década de mi vida leer libro fue un ejercicio penoso, ejercido a disgusto. Me aburrían Salgari, Verne y Stevenson, me desfondaban las descripciones de Tolkien (en esto nohemejoradodemasiado)yelprimer libro que terminé, La historia interminable, no estaba mal ni fue G.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur