Sumario

Y Júlia permaneció con los ojos cerrados

La VanguardiaMàrius Carol
Restez informés en suivant LireLactu sur
DESDE el pasado mes de diciembre, una escultura blanca de doce metros de Jaume Plensa se erige en la plaza Colón de Madrid. Permanecerá allí durante un año gracias al mecenazgo de la Fundación Maria Cristina Masaveu y del Consistorio de Madrid. El imponente rostro, realizado con resina de poliéster y polvo de mármol blanco, lleva el nombre de Júlia y tiene los ojos cerrados.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur