POLÍTICA

Vale para España

La VanguardiaFernando Ónega
Restez informés en suivant LireLactu sur
Barack Obama se despidió como empezó: emocionando a casi todo el mundo, menos a Donald Trump. Y además de emociones, dejó un legado inquietante: hay peligros para la democracia; amenazas, dice él. Y señaló dos muy concretas: la desigualdad y la no aceptación de las razones del adversario.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur