Internacional

Estalla la furia unionista en el Ulster

Más de cuarenta policías heridos tras cuatro noches de disturbios

La VanguardiaRafael Ramos
Restez informés en suivant LireLactu sur
Con odios atávicos, tribus enfrentadas, bandas criminales, una isla partida, dos religiones, dos banderas, políticos que no son ni mejores ni peores que los de cualquier otro sitio y cuatro mil muertos a repartir casi a partes iguales, Irlanda del Norte es siempre de por sí un polvorín, o una central nuclear con un pequeño escape radioactivo.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur