VIVIR

Los perros más guapos

La VanguardiaLLUÍS PERMANYER
Restez informés en suivant LireLactu sur
El Turó Park fue durante los primeros años un espacio enorme dedicado al esparcimiento y la diversión. Desde su apertura, a finales de la primavera de 1912, ya mereció una popularidad insospechada. Tenía su mérito, habida cuenta de que quedaba muy lejos del centro vital de la ciudad y sabida la pereza que embargaba a los barceloneses cuando se trataba de algo que no pillaba muy cerca.
Accès requis pour lire la suite de cet article
Restez informés en suivant LireLactu sur